Aquellos ciudadanos rusos que obtengan o estén en posesión de otra nacionalidad o autorización de residencia en otro país tienen la obligación de notificarlo a los órganos pertinentes. Esto es, al servicio migratorio del país. Dicha notificación se ha de hacer de manera presencial en el territorio de la Federación de Rusia.

Dicha notificación se ha de hacer siempre y cuando esa persona resida en el territorio de la Federación de Rusia o bien vaya a viajar a dicho país, aunque sea, por ejemplo, por vacaciones.