En estos momentos España es el tercer país mejor situado de Europa para recibir la inversión extranjera si finalmente el Reino Unido abandona la UE tras el Brexit. Por ciudades, Madrid se sitúa como la quinta ciudad más atractiva de Europa, mientras que Barcelona se queda como la décima, según el informe European attractiveness survey.

Los países que más atraen a los inversores son Alemania (54% de los entrevistados) y Holanda (33% de los entrevistados). España, Francia e Italia empatan en la lucha por ser el tercer puesto al acumular a su favor el 8% de los entrevistados. Éste es el resultado de la encuesta que Ernst & Young ha realizado a 254 altos ejecutivos de empresas con inversiones en Europa y que debían escoger en qué país relocalizarían su empresa si Reino Unido saliera de la UE como consecuencia del Brexit.