¿Puedo contratar a mi hijo?

Parece que los negocios empiezan a salir adelante y puede ser necesaria la ayuda de algún hijo o familiar, quien a su vez probablemente también estará buscando trabajo.

¿Puede contratarlo?; ¿cómo cotizará?; ¿existen ayudas?

Éstas son las cuestiones que la mayoría de veces nos planteáis.

Como regla general los familiares hasta segundo grado (cónyuge, hijo, padres, nietos, abuelos y hermanos) que convivan con el empresario no están considerados trabajadores por cuenta ajena, por tanto deben cotizar como trabajadores autónomos.

No obstante hay excepciones como, por ejemplo, los hijos menores de 30 años, aunque en este caso no generará derecho al desempleo.

Con relación a posibles ayudas o bonificaciones, como regla general, no se pueden aplicar a la contratación de familiares. Sin embargo esta limitación no afecta a la contratación de hijos del empresario por lo que nos podremos acoger a los incentivos previstos legalmente.

Por último, si se prefiere acogerse al alta en autónomos a través de la opción de familiar colaborador, el hijo tendrá una bonificación en la cuota de autónomos del 80% durante los seis primeros meses, del 50% durante los seis meses siguientes y del 30% durante dieciocho meses posteriores.

Infórmate con uno de nuestros abogados.

Javier Brustenga

Equipo Jurídico PycServis