Rusia busca disminuir el uso del dinero en efectivo, pero el ritmo de cambio depende de las realidades rusas, anunció el portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov.

Las operaciones sin papel moneda son un método efectivo para la lucha contra la economía informal, resaltó el portavoz.

La economía informal “es un problema al que se enfrentan todos los países del mundo. Rusia, como es bien sabido, hace parte de todas las convenciones, acuerdos y alianzas internacionales dirigidos a la lucha contra la legalización de las ventas ilegales y la lucha contra el lavado de dinero. En ese sentido, naturalmente, muchos países practican el método de minimizar el flujo de efectivo, por eso esta cuestión merece nuestra atención”, subrayó Peskov.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta las realidades del país, por ejemplo, la expansión de los servicios bancarios, añadió el portavoz. “Existirá un movimiento en ese sentido, pero el ritmo, sin duda, depende de muchos factores”, añadió.

A comienzos de 2017, el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov, propuso limitar el uso del dinero en efectivo en Rusia, lo que permitiría a largo plazo recaudar más impuestos y hacer más transparente la economía.