El Comité para los Asuntos Nacionales de la Duma Estatal -la Cámara Baja del Parlamento ruso- aprobó el proyecto de ley destinado a facilitar el otorgamiento de la nacionalidad a los rusoparlantes, según informó Mijail Starshinov, vicepresidente primero del comité. En su reforma, los parlamentarios proponen ampliar la lista de criterios para determinar a quién se considera rusoparlantes – una categoría que permite obtener la nacionalidad rusa de una forma más sencilla.

Esta categoría engloba no solo a las personas que anteriormente residían de forma permanente en el territorio históricamente poblado por rusos, sino que también incluye a los nacidos en este territorio o los que tienen familiares o ascendientes directos nacidos en esas zonas. Todas estas personas tendrán derecho a disfrutar de unas condiciones favorables para la obtención de la nacionalidad rusa.

Además, se prevé cancelar un requisito existente hasta ahora según el cual los solicitantes debían presentar un documento que demostrara su renuncia a la nacionalidad de un segundo Estado (en caso de tenerla). Este requisito hacía que “los trámites para obtener la nacionalidad rusa se vean condicionados por las ganas de colaborar de las autoridades extranjeras”.